Para el Norte de Sinaloa el Sorgo sigue siendo un cultivo importante en la época de Primavera-Verano y Verano, el cual se siembra a partir del 15 de enero, siendo en este cultivo la mosquita Migde o mosquita de la panoja Contarinia Sorghicola la plaga más importante por causar el mayor daño al cultivo.

Distribución

La mosquita Migde es la plaga del Sorgo con mayor distribución, ya que se presenta en casi todas las regiones donde se cultiva esta gramínea.

Biología

El cuerpo del adulto mide de largo 1.3 – 1.6 mm. La cabeza es de color café, con tórax y abdomen de color anaranjado-rojizo, sus antenas son largas y posee patas muy largas y alas transparentes. Las hembras llegan a ovipositar de 75-100 huevecillos en las flores recién abiertas, teniendo las hembras escasamente 1 día de vida. Los huevecillos son de forma cilíndrica de aproximadamente 0.1 x 0.4 mm., y son de color blanco, los cuales eclosionan de 2-3 días.

Las larvas emergidas son de color rosa y al final de su estadío larval cambian a color anaranjado intenso, éstas se alimentan de las flores y granos en formación (Estado lechoso), y es común que en cada grano infestado se encuentre una larva y completa su desarrollo larval en 9-11 días.

La pupa es de color café-rojizo y se le encuentra en un pupario pegado a la panoja, en la que se desarrolla completando su período pupal en 3 días. Esta plaga completa una generación a los 14-16 días y puede dar origen de 9-12 generaciones en una sola estación o temporada.

El insecto sobrevive en plantas de Sorgo voluntarias, Zacate Johnson y otros pastos silvestres.

Daños

Los daños de esta plaga en el Sorgo los causa la larva al alimentarse de los ovarios de las flores, dando origen a que se formen panojas con pocos o escasos granos y por lo rápido de su ataque durante la época de floración, una infestación fuerte puede llegar a reducir el rendimiento hasta en un 75%.

Detención y Monitoreo: para detectar la presencia de esta plaga es necesario muestrear las panojas tan pronto empiecen a florear y continuar con los muestreos cada 3-4 días.

Para confirmar si existe infestación de la mosquita en las flores se toman varias panojas y se presionan simplemente con la mano o bien entre 2 hojas de papel blanco y tanto los granos infestados como los adultos dejarán una mancha anaranjada. Generalmente esta plaga en el norte de Sinaloa empieza a detectarse a principios del mes de junio e incrementa sus poblaciones durante el mes de julio.

Control

Este debe de iniciarse con la eliminación de plantas de Sorgo voluntarias, Zacate Johnson y otros pastos. Las fechas de siembra tempranas (Enero y Febrero) son los que resultan con menor daño ya que su período de floración es durante los meses de abril y mayo que aún son de días frescos.

La utilización de híbridos precoces también ayudan en el control de esta plaga ya que tienen un período de floración muy corto.

Para iniciar un control químico se considera que 1 – 2 adultos en 10 – 20 panojas durante el período de floración es el momento de realizar las aplicaciones y dada la sensibilidad de esta plaga a los insecticidas muchos son los que pueden ofrecer un buen control como: Cypermitrinas, Metamidofos, Permetrinas, Monocrotofos, Clorpirifos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *