Culiacán, Sin.- El Campo Experimental Valle de Culiacán (INIFAP), dentro de su programa de mejoramiento genético del sorgo, ha logrado significativos avances en la búsqueda de variedades de polinización abierta que se adapten a la región y que tengan buena producción de grano y forraje.

El M.C. Salvador Medina Chávez, investigador en esta área, nos explicó los objetivos en este programa y los avances logrados.

Lo que se busca en el programa de mejoramiento de sorgo es encontrar aquellos materiales que se adapten a las condiciones de riego y temporal del estado de Sinaloa, que tengan tanto buena producción de grano como de forraje en calidad y cantidad, además resistencia a enfermedades. En lotes de evaluación, el campo experimental actualmente cuenta con 75 materiales, de los cuales se busca obtener los mejores 15 a 25 que reúnan las características deseadas. Los materiales con los que actualmente se trabajan fueron formados a partir de distintos materiales traídos de otros estados productores del país, y de países como Estados Unidos, Sudán y La India.

Un factor que se está evaluando en los materiales es su resistencia al ergot del sorgo, enfermedad que hasta hace pocos años empezó a representar un problema fitosanitario en el estado. En nuestro recorrido por los lotes experimentales pudimos observar diferencias muy marcadas entre materiales, pues en condiciones de clima y manejo similares unos no presentaron ningún daño por la enfermedad, mientras que en otros el daño era casi total.

El Ing. Chávez, nos comentó que para riego y temporal favorecido, los materiales que se buscan son aquellos que tengan mayor producción de grano (sin la limitante de la duración de su ciclo), que tengan mayor área foliar, esto con la finalidad de ganar en la competencia con las malezas y a la vez producir mayor cantidad de forraje; en cambio, para temporal deficiente, lo que se busca son materiales para doble propósito (grano y forraje), con menor área foliar para evitar las pérdidas de agua por transpiración, mayor profundidad radicular, mayor precocidad (para temporales cortos), y que presenten panoja más abierta para evitar el ataque de gusanos telarañeros.

Un aspecto que involucra a la salud humana y animal es la presencia de taninos y polifenoles en los granos de muchos de los materiales comerciales de sorgo. Estas sustancias químicas son tóxicas tanto para el ganado como para los seres humanos. Los polifenoles son los que le dan esa pigmentación roja al grano. Es por esto que el mejoramiento genético se está enfocando a materiales de grano ámbar o claro, con bajos contenidos de estos compuestos, que pueden ser utilizados sin ningún riesgo para la alimentación animal, e incluso en la industria alimentaria para consumo humano (por ejemplo, en la industria cervecera).

Otro aspecto importante que se está comenzando a evaluar en los materiales es su susceptibilidad a la aplicación de productos químicos repelentes de pájaros. Estos productos, ciertamente efectivos para ahuyentar a los pájaros de las parcelas cultivadas con sorgo, deben usarse con cuidado, pues como nos comenta el Ing. Chávez, algunos materiales pueden presentar quemaduras moderadas o severas en el follaje, con la consecuente pérdida de rendimiento.

Nos comentó también que recientemente, el Campo Experimental ha iniciado la selección de líneas para mejoramiento de sorgo escobero, donde se espera contar con apoyo financiero de instituciones del sector agropecuario para formar materiales con espiga más larga y de mayor calidad para la fabricación de escobas, ya que esto podría detonar pequeñas industrias y la generación de mano de obra.

Finalmente, el Ing. Chávez nos dijo que la finalidad de este programa de mejoramiento genético del sorgo lo que busca es poner a disposición del productor un abanico de variedades que se adapten a las diversas condiciones de clima de cada zona.

Las variedades de polinización abierta

En comparación con los híbridos comerciales, las variedades de sorgo de polinización abierta representan una opción más económica al productor, pues se puede libremente utilizar parte de la cosecha como semilla para la siguiente temporada, conservando las características de la variedad. De esta forma, el productor puede sembrar de manera consecutiva en varios ciclos sin ocupar comprar semilla, insumo que representa una parte importante en los costos de producción.

Hoy en día, gracias al trabajo de los centros de investigación como INIFAP, se han obtenido variedades de polinización libre con rendimientos similares, y en ocasiones superiores a los híbridos comerciales. Este es el caso del material Perla-101, formado en el Campo Experimental Valle de Culiacán, cuya liberación como variedad comercial se dará próximamente. A continuación describiremos algunas de las características de esta variedad y los resultados obtenidos en evaluaciones con otras variedades.

Origen y características de la variedad Perla 101

Perla-101 proviene de la línea experimental PP-290, selección efectuada sobre material experimental F5 originario de Sudán, e introducida a México por el ICRISAT (Instituto Internacional de Mejoramiento de Cultivos para los Trópicos Semiáridos). Es una línea experimental sobresaliente y en proceso de registro como variedad comercial para las áreas de riego y temporal del centro y sur de Sinaloa.

Este material no es un híbrido, sino es una variedad de polinización libre con alto potencial para producir grano y forraje de alta calidad.

La altura de planta en promedio es de 1.55 m., de 9 a 12 nudos en el tallo, hoja bandera de 37 cm. de largo y 6 cm. de ancho, 12 cm. de inserción y 23 cm. de longitud de panoja, la cual es semiabierta al madurar. Su floración se presenta a los 60-65 días. El grano es grande, redondo, de color crema o ámbar, con un contenido de proteína de 9.7 a 13.4%, no posee taninos y tiene una muy baja concentración de fenoles (0.10 a 0.54%). Las glumas son de color amarillo.

Producción de grano y forraje

Perla-101 es un material que ha respondido de forma sobresaliente tanto bajo condiciones de riego como de temporal, tanto en ciclo de primavera como en verano.

Evaluaciones de primavera bajo riego: Los resultados obtenidos en siembras experimentales llevadas a cabo en el CEVACU durante los ciclos de primavera indican que la producción media del grano de Perla-101 fue de 8,830 kg/ha., con promedio de 87 días a la floración y 7.7 cm. de inserción de la panoja, presentando excelente competencia con los sorgos híbridos comerciales más comunes de la región.

Evaluaciones de verano con riegos de auxilio: Buscando opciones de producción de sorgo bajo condiciones de riego en ciclo de verano en el Valle de Culiacán, se llevó a cabo esta evaluación, comprendida por sorgos híbridos comerciales y las variedades Costeño-201 y Perla-101. Los resultados obtenidos fueron contundentes: Perla-101 presentó mayor producción de grano con un rendimiento medio de 4,320 kg/ha; el híbrido comercial de mayor rendimiento fue J-6844 con 3,570 kg/ha y Costeño-201 rindió 3,300 kg/ha.

Evaluaciones de verano bajo temporal: Los resultados obtenidos indicaron que la variedad comercial testigo de polinización abierta Costeño-201 fue severamente afectada en su rendimiento a causa de la deficiente humedad durante la etapa reproductiva, produciendo sólo 0.4 ton/ha. de grano, siendo superada significativamente por Perla-101, de ciclo más corto, la cual alcanzó una producción promedio de 1,900 kg/ha. En veranos favorecidos por la presencia de buenas lluvias en etapas críticas de desarrollo, Perla-101 puede lograr rendimientos de grano superiores de las 3 ton/ha., con producción de forraje de excelente calidad hasta de 22.9 ton/ha. de forraje verde que equivale a 6.1 ton/ha. de forraje seco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *