Evalúan sistema que permitiría cosechar 17-19 toneladas por hectárea con una sola siembra, en un año completo

Culiacán, Sin.- Obtener tres cosechas de sorgo al año, para un rendimiento de 17-19 toneladas por hectárea, a costos que significarían un valor de retorno de 1 a 1.9 o sea, invertir un peso y obtener 1.80, podría ser una realidad en el futuro inmediato en Sinaloa.

El método ya se ha aplicado comercialmente en algunas áreas de la entidad, pero se perfecciona y se genera tecnología que permita reducir riesgos agronómicos y darle seguridad financiera.

Se trata esencialmente de no destruir las socas del sorgo después de la cosecha de primavera, aplicar un desvare, fertilización, riegos y control de plagas hasta lograr una nueva planta que produce entre el 60-70% del rendimiento de las plantas originales, repetir el proceso y conseguir una tercera cosecha, para sumar una producción de 17-19 toneladas por hectárea, en tres cosechas en un plazo no mayor de un año.

El Ing. M. C. Juan Ramón Manjares Sandoval, especialista en validación de tecnología del Instituto Nacional de Investigaciones Forestales. Agrícolas y Pecuarias -INIFAP-, con sede en el Campo Experimental Valle de Culiacán, quien realiza los trabajos de investigación, muestra satisfecho los resultados obtenidos hasta ahora.

En un lote donde se evalúa el comportamiento de diferentes híbridos comerciales de sorgo, se ha constatado la viabilidad de hacer retoñar las socas.

El proceso seguido hasta ahora es el siguiente.

La primera siembra de sorgo se realizó de manera convencional en terrenos del Campo Experimental de Culiacán, el pasado 20 de enero, con la dosis normal de semilla y el manejo agronómico recomendado para la zona, incluidas fertilización y control de plagas, enfermedades y malezas, con un costo aproximado de $4,600.00 por hectárea.

La primera cosecha se realizó el 20 de junio, obteniéndose un rendimiento de 9.0 toneladas por hectárea.

Una semana después de la trilla, el 27 de junio se desvaró a 20 centímetros de altura y el 2 de julio se hizo una aplicación de 150 unidades de nitrógeno, empleando urea seguido de un riego de auxilio para facilitar su incorporación al suelo y a su vez, el amacollo o rebote de las plantas desvaradas.

Entre la aplicación del fertilizante y el riego se realizaron dos aspersiones de plaguicidas para controlar mosca del sorgo y chinche, consideradas las plagas más consistentes en el sorgo de verano en el Valle de Culiacán, dice el Ing. Manjarrez.

En una visita a los lotes de evaluación realizada el 17 de septiembre, se pudo apreciar que la mayoría de los híbridos de ciclo precoz e intermedio estaban llegando a la etapa de madurez del grano, por lo que se espera tener la cosecha entre el 25 y 30 de este mismo mes, con un rendimiento estimado de 5.5 a 6.5 toneladas por hectárea, en función del potencial de cada uno de los propios híbridos.

En la evaluación que se realiza con el apoyo financiero de la Fundación Produce Sinaloa, se prueban la mayoría de los mejores híbridos comerciales de las compañías semilleras, tanto de ciclo precoz, intermedio y tardío, a fin de ofrecer mayores alternativas a los productores, como el uso de la soca como pasto para ganado.

Una vez levantada la segunda cosecha de sorgo, se procederá a un nuevo desvare, aplicación de fertilizante y riego para acelerar el rebrote de la soca, en espera de una tercera cosecha, la cual podría levantarse a finales de enero, coincidente con la fecha de la primera siembra, para completar un año completo con tres cosechas, por lo que obteniendo de 3 a 4 toneladas por hectárea en la tercera cosecha, el rendimiento total oscilará entre 18 a 20 toneladas por hectárea.

Los costos de producción por cosecha se resumen de la siguiente forma:

  • Costo de la primera cosecha: $6,311.00
  • Costo de la segunda cosecha: $3,891.00
  • Costo de la tercera cosecha: $1,750.00
  • Costo total: $11,952.00

La producción esperada y el valor de la cosecha se indicarían como sigue:

  • Primera cosecha, producción 9.0 tons., valor: $8,100
  • Segunda cosecha producción 6.0 tons., valor: $5,700
  • Tercera cosecha producción 4.0 tons., valor: $3,600
  • Total producción: $17,400

Para el Ing. Manjarrez Sandoval, esta tecnología de cultivar las socas del sorgo permitiría a los productores agrícolas de Sinaloa darle mayor rentabilidad a sus tierras, haciendo competitivo el sorgo contra otros cultivos cuya tendencia de precios es a la baja.

Porque si bien también los precios del sorgo pueden desplomarse, la reducción de costos por tonelada lo seguiría haciendo rentable.

Algunos aspectos que deben considerarse antes de pensar en el cultivo de socas es que el terreno no tenga problemas fuertes por altas poblaciones de malezas y que el productor esté dispuesto a seguir el método de labranza de conservación, porque habrá que dejar la paja del cultivo sobre el suelo para facilitar su descomposición.

En ciertos casos, la misma paja desmenuzada reduce la emergencia de malezas porque forma un colchón sobre el suelo que impide el paso de luz solar e inhibe la emergencia de malas hierbas, pero de ser necesario, habría que realizar una aplicación dirigida de herbicidas al fondo del surco durante los primeros días del desarrollo del nuevo cultivo, ya que una vez aventajado el rebrote, se reduce la emergencia de la maleza, por el efecto de sombra del propio cultivo.

Por otro lado, se requiere un compromiso formal del productor con las autoridades fitosanitarias en cuanto al cuidado del predio para evitar la proliferación de plagas.

Los patronatos de Sanidad Vegetal tienen una disposición general que establece la obligatoria destrucción de las socas de los cultivos, a más tardar 15 días después de la cosecha, por lo que antes de decidir el cultivo de socas, debería darse aviso a las autoridades fitosanitarias.

En cuanto a los híbridos más apropiados para este tipo de manejo, el Ing. Manjarrez opina que los de ciclo tardío ofrecen mejores expectativas de rendimiento y se ha observado que al aplicar la desvaradora a los 20-30 centímetros de altura se obtienen los mejores rendimientos y más rápido amacollo de las plantas.

En las mismas instalaciones del Campo Experimental Valle de Culiacán se evalúa la tecnología de no desvare, con el mismo propósito de cultivar la soca, pero el resultado es totalmente negativo, porque las plantas no lograron amacollar y el rendimiento es ínfimo.

En opinión de investigador, la tecnología puede aplicarse con éxito en cualquier tipo de terreno, tanto de tipo aluvial como barrial, con lo que el sorgo podría representar una buena alternativa en el área sorgueras del estado de Sinaloa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *