Tomate de cáscara (Physalis ixocarpa L.)

Debido a la creciente demanda de tomate de cáscara en todo el país, la siembra de este cultivo se ha incrementado significativamente en las zonas productoras de hortalizas, obligando al productor a buscar variedades que satisfagan los gustos de los consumidores y, con ajustes en las fechas de siembra y variedades de ciclo precoz y/o intermedio, llegar a los mercados en los meses en que las cosechas alcanzan su mejor precio.

Descripción botánica

Planta herbácea de tallos pubescentes de hasta 1m., de altura, con ramificación dicotómica. Las hojas son alternas, grandes y lisas, de consistencia blanda, largamente ovaladas. Las flores son hemafroditas, regulares, pequeñas y aparecen solitarias en las axilas de las hojas en la parte terminal de las ramillas; el cáliz persistente con los sépalos parcialmente soldados, verde y termina en cinco dientes agudos rodeando al fruto; la corola es gamopétala, en forma de campaña, mide de 2 a 2.5 cm., de diámetro, está constituida por cinco lóbulos que se doblan irregularmente, son de color amarillo con una mancha oscura en la base; al centro de la flor se encuentran cinco estambres insertos en el tubo de la corola y alternando con los lóbulos, con las anteras erectas y unidas pero no soldadas, por entre las que sale el estilo; ovario súpero de dos carpelos soldados, bilocular, con numerosos óvulos. El fruto es una baya esférica u oblada, de 2 a 5 cm., de diámetro, lisa de color amarillento, violáceo o verde brillante; la pulpa amarilla y jugosa, con una materia mucilaginosa que rodea las semillas. El fruto se encuentra envuelto por el cáliz persistente, el cual es papiráceo y pegajoso interiormente, crece conforme se desarrolla el primero.

Cabe señalar que existe gran variación de tamaño y aspecto de los cálices, ya que mientras unos son demasiados grandes (holgados) en relación al tamaño del fruto, otros alcanzan un tamaño similar al fruto adhiriéndose con fuerza a su superficie y se rompen al llegar a la madurez.

Preparación de la tierra

Se recomienda realizar un barbecho profundo y efectuar los rastreos necesarios para dejar bien mullido el suelo. Posteriormente marcar y fertilizar, para la realización de la siembra.

El tomate de cáscara se puede sembrar indistintamente en suelos de alubión, barreal y arenosos.

La distancia entre surcos de 1.60 a 1.80 metros; en función de las características de la variedad a sembrar.

Fertilización

Se recomienda realizar una fertilización de pre-siembra y depositar en la marca.

  • N-150 Kg., Urea
  • P-200 Kg. 11-52-0
  • K-150 Kg. cloruro de potasio
  • Mg-25 Kg. Sulfato de magnesio

Aproximadamente a los 25 cm., de altura de la planta se deberá realizar el cierre de la fertilización con 150 kg. de Sulfato de potasio.

Fertilización foliar

En la etapa de floración se recomienda un fertilizante foliar complejo (NPK más elementos menores), como Foltron Plus (10-20-5 más elementos menores más folisisteína y ácido húmico) a razón de 2 lts./ha., más la aplicación de un regulador hormonal complejo como Biozyme T. f. a razón de ½ lt./ha.

Debido a la gran cantidad de flores y al número de frutos que llenan a la vez, éste cultivo demanda una fuerte cantidad de elementos menores, para lo cual se recomienda la aplicación de Poliquel Multi (Fe 3%, Zn 4%, S4% y Mg1%) a razón de 3 lts./ha., más 3 Kg./ha., de Superfos (12-60-0).

A los 15 días antes del corte se recomienda la aplicación de KI-Fol (0-20-55) a razón de 3 Kg./ha., lo anterior para dar peso y consistencia a la fruta.

Siembra

Tratamiento a la semilla.- En las siembras tempranas en este cultivo y para contrarrestar el ataque de chupadores (mosca blanca, trpis y pulgón); se recomienda el siguiente tratamiento por cada kilogramo de semilla.

  • 6cc Confidor o
  • 10 cc Biozyme T. S.
  • 10 cc K-Tionic
  • 10 cc Agua

Estos productos se mezclan entre sí y se aplican a 1 kg., de semilla; depositándolos en una bolsa de plástico, para impregnar la semilla uniformemente.

Fecha de siembra

Basados en las experiencias de los mejores precios que alcanzan en los mercados, se sugieren como fechas tempranas: del 5 al 20 de septiembre y como fechas tardías del 1º al 15 de diciembre.

Variedades

Actualmente en el mercado existen algunas variedades adaptadas y recomendadas para estas zonas de producción las cuales son:

CUADRO

Método de siembra
  • Distancia entre surcos: de 1.60 a 1.80 metros.
  • Profundidad: Se deberá depositar la semilla a una pulgada de profundidad.
  • Densidad: Se recomienda realizar la siembra con sembradoras de presición (Monosem, Gaspardo, Planet Jr.); Para de esta manera sembrar 1 libra por hectárea.
Manejo de cultivo

Control de maleza: En función de los problemas de maleza con que cuente el terreno a sembrar de este cultivo y si la siembra a realizar, se efectúa en seco, se recomienda aplicar inmediatamente después de la siembra, en una banda de 30 cm., en el lomo del surco 4 lts., de PREFAR 480-E.

Para controlar la maleza cuando el tomate de cáscara tiene una altura de 40-50 cm., inmediatamente después del cierre de cultivo; aplicar 2 lts., de LAZO-400 en el fondo del surco y posteriormente efectuar el riego, para activar el herbicida.

Distancia entre plantas: Una vez ya emergidas las plántulas y cuando éstas tengan entre 3 y 4 hojas verdaderas, se recomienda realizar el desahije para dejar entre 4 y 5 plantas por metro lineal.

Incompatibilidad: El tomate de cáscara, está considerada como una planta alógama; esto significa que existe una imposibilidad para producir frutos por autofecundación.

Polinización: Basado en la incompatibilidad del cultivo; las abejas juegan un papel sumamente importante ya que estas son las encargadas de efectuar la polinización entre flores, para que se lleve a cabo la fecundación y por consecuencia la producción de frutos.

Se recomienda de 2-4 cajones de abejas por hectárea; para aquellos casos que no se tengan abejas suficientes de manera natural.

Además se recomienda que la aplicación de insecticidas sean aquellos que respeten a las abejas.

Riegos

Para las siembras en seco y después de la aplicación del herbicida, se recomienda efectuar el primer riego para la germinación de la semilla el cual deberá ser a trasporo y ligero. Inmediatamente después del desahije realizar el primer cultivo y el cierre de la fertilización. Posteriormente se efectúa el primer riego de auxilio y los siguientes en función de las necesidades del cultivo.

Control de plagas

Al emerger la plántula es conveniente aplicar de 10 a 12 kg/ha de insecticidas PARATHION al 2% en polvo en mezcla con THIODAN al 3%; para el control del gusano.

Después del desahije y antes del cultivo se recomienda aplicar:

  • 100 cc Rescate/ha
  • 2 Kg Raizal/ha
  • ½ lt. K-Tionic/ha
  • 200 cc Phase-1/ha

Lo anterior para el control de chupadores y la estimulación del sistema radicular de la plántula.

Las principales plagas que dañan al cultivo y productos para su control son:

CUADRO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *