Gusano alfiler - Keiferia lycopersicella

Gusano alfiler - Keiferia lycopersicella
Larva de gusano alfiler (Alton N. Sparks, Jr., University of Georgia, Bugwood.org)

Ataca principalmente al tomate, pero también puede sobrevivir en otras especies de solanáceas, especialmente berenjena y papa. Se le confunde frecuentemente con otras especies cercanas y similares, con las cuales comparte hábitos parecidos. Debido a los daños iniciales de la larva, en forma de mina, se puede confundir con el minador de la berenjena (Gnorimoschema glochinella). Para el control, usualmente se utilizan feromonas que interrumpen el apareamiento de los adultos, evitando la oviposición.

Ciclo de vida y aspecto del Gusano alfiler

Los huevos tienen de inicio una coloración blanca, para luego pasar a color marrón o anaranjado, según vayan madurando, encontrándose en el envés de las hojas, pero cuando la presencia de plaga es alta, se pueden encontrar en cualquier lado de la planta; la emergencia ocurre a los 3.5 a 9 días después de haber sido puestos. Las larvas tienen un cuerpo amarillento-grisáceo, cambiando a gris con manchas moradas o totalmente morado, con la cabeza marrón oscura; en total la larva pasa por cuatro instares, los cuales duran de 9 a 17 días. Antes del estadio pupal la larva se deja caer al suelo, enterrándose y creando una celda pupal de color verde, la cual oscurece a marrón antes de la eclosión; la variación de los días en este instar es alta, pues puede ser desde 5 hasta 38 días. El adulto, cuando emerge, es una palomilla de forma alargada, tiene un tamaño de 9 a 12 mm aproximadamente y su principal característica es su coloración café moteada; en temperaturas medias sobrevive alrededor de una semana, pero en lugares más frescos alcanza a vivir hasta 3 semanas. La hembra oviposita en el follaje de manera individual o en
grupos, tardan 2 a 3 días en eclosionar.

Síntomas y daños

Los daños se pueden observan en los frutos y el follaje, pero es más importante cuando el daño ocurre en el fruto. El primero y el segundo estadios larvales se alimentan de la hoja como lo haría un minador, produciendo una mancha “minada”. Los instares siguientes usualmente doblan las hojas o pegan hojas entre sí con seda, como medio de protección y como sitios de alimentación, aunque también pueden encontrarse en los tallos. La contaminación del fruto ocurre cuando las larvas entran al tomate, dejando su marca característica que le da su nombre, como si una aguja se insertara en el fruto.

Estrategias de manejo

El monitoreo se realiza con trampas de feromona, así como la aplicación foliar en todo el campo con la misma feromona para evitar apareamiento (feromona de confusión). Eliminar primeras hojas dañadas. Evitar tener plásticos y mallas rotas. Usar Trichogramma sp al momento de detectar las primeras oviposturas y presencia de adultos en trampa de feromona.

Taxonomía

Reino: Animalia
Phylum: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Familia: Gelechiidae
Género: Keiferia
Especie: K. lycopersicella

Fuentes

 


Más imágenes sobre Gusano alfiler:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *