Roña común de la papa - Streptomyces scabies

Roña común de la papa - Streptomyces scabies
Daño en tubérculos (R.W. Samson, Purdue University, Bugwood.org)

La sarna o roña común reduce la calidad comercial de los tubérculos que se utilizan en procesamiento y la calidad sanitaria cuando son usados como semilla. La sarna está considerada por los agricultores como la cuarta enfermedad más importante en EUA. En algunos campos de cultivo de países como Chile, los tubérculos afectados llegan al 80%, pero no se producen pérdidas en el rendimiento. En el Perú, la enfermedad no ha sido reportada y en Sinaloa, en la mayoría de los casos, hay una incidencia de 100%, causando considerables pérdidas económicas en el Valle de El Fuerte.

Síntomas

La sarna afecta a los órganos subterráneos de la planta. En casos muy severos las plantas detienen su crecimiento y puede causar marchitez. Los tubérculos son los más afectados y los síntomas más comunes son:

a) Pústulas o lesiones levantadas de forma circular, aspecto corchoso, color marrón y entre 5-10 mm de diámetro en la superficie de los tubérculos. Las pústulas pueden unirse y formar superficies afectadas más grandes.

b) Lesiones hundidas o cavidades semiprofundas.

c) Lesiones necróticas en forma de figuras poliédricas y/o lesiones necróticas de forma reticular o estrellada.

Los diferentes síntomas que muestran los tubérculos de papa, están asociados a la tolerancia o susceptibilidad de las variedades. Los síntomas pueden cubrir el 100% de la superficie de los tubérculos afectados. No se han observado síntomas en el follaje, pero experimentalmente se ha obtenido infección en hojas de papa y otras plantas.

La roña puede ocurrir en cualquier parte sobre la superficie del tubérculo y más de un tipo de lesiones puede estar presente en un solo tubérculo. La roña afecta a tubérculos jóvenes con las lesiones en expansión a medida que el tubérculo madura.

Agente causal

La roña común es causada por los actinomicetos (bacterias filamentosas) Streptomyces scabiei (ex Thaxter 1892) Lambert & Loria y S. acidiscabies Lambert & Loria, 1989b, 1989a. S. escabei tiene los sinónimos Actinomyces scabiesStreptomyces scabies. Truper y De Clari (1997) cambiaron el nombre sustantivado scabies por la forma genitiva scabiei.

Las dos especies son Gram-positivas. En cultivos de laboratorio, vistas las placas por el reverso, las colonias son de color amarillento, rojizo o blanquecino de acuerdo al medio de cultivo usado y la especie de bacteria presente. Las colonias son de crecimiento lento, pero con la edad van desarrollando un sobrecrecimiento aéreo a manera de micelio ramificado, de color plomo y aspecto pulverulento que contiene masas de esporas.

Aislamiento

S. scabiei puede ser aislado del tejido de la papa infectada esterilizando primeramente la superficie del tubérculo con una solución diluida de hipoclorito de sodio. El tejido debe seleccionarse del borde de las áreas necróticas (puede ser de color amarillo claro o pajizo). Una cantidad pequeña de tejido se homogeniza con agua destilada esterilizada y la suspensión resultante se raya en agar agua (NPPC (nystatina, polymyxina, penicilina, cycloheximida) agar agua, el cual contiene antibióticos, puede usarse si los contaminantes bacterianos o fungosos están presentes. Compruebe que los platos petri, después de unos días, tengan micelio compacto liso que después desarrolle hifas aéreas. Las hifas empezarán a fragmentarse en esporas dando al cultivo una apariencia polvosa.

Identificación

S. scabiei es una de tres especies de Streptomyces la cual puede infectar tubérculos de papa y puede diferenciarse por el color de esporas, forma y color de las hifas aéreas, producción de pigmento y utilización de azúcares. Debido a que los métodos actuales de identificación de S. scabiei son laboriosos y tardados, se están investigando pruebas de diagnóstico rápidas basadas en herramientas de identificación PCR. El aislamiento del suelo es difícil pero posible usando diluciones seriadas, sin embargo, muchos contaminantes pueden estar presentes.

Manejo de la roña

De los estudios hechos en esta enfermedad, se concluyó que el manejo de la roña común es el problema desafiante y puede sugerirse que deba haber un enfoque integrado, es decir, uso de cultivares resistente, tratamiento químico de tubérculos-semilla, enmendaduras orgánicas (composta), prácticas culturales y manejo del agua para controlar la enfermedad al nivel de umbral.

La fuente de Inóculo (patógeno = Streptomyces scabies) y su impacto en los tubérculos formados en las raíces juegan un papel importante en la toma de decisiones con respecto al manejo de la enfermedad. El agente causal de la roña de la papa (Streptomyces scabiei) se encuentra en los tubérculos y en el suelo y persiste durante más de 10 años. Muy pocos fungicidas son efectivos contra los patógenos del suelo que afectan a la papa, incluyendo S. scabiei. Aunque la rotación de cultivos es practicada regularmente en el Valle de El Fuerte, Sinaloa y Huatabampo, Sonora, para manejar la roña común, se ha observado un notable incremento de esta enfermedad en los campos de cultivo de papa. La roña es importante en los tubérculos-semilla, en las papas para consumo fresco, así como también en las papas de proceso. Los niveles altos de roña pueden llevar al rechazo de los embarques. El inóculo de S. scabiei en el suelo y en los tubérculos-semilla juega un papel importante en el desarrollo de la enfermedad en la mayoría de los campos, lo cual indica que el control del inóculo en el suelo y los tubérculos-semilla es esencial para el manejo integrado de S. scabiei.

Prácticas culturales

Se recomienda realizar las siguientes prácticas culturales:

  • Usar como tubérculos-semilla sanos, procedentes de campos sanos.
  • Rotar el cultivo con maíz, trigo, cebada, alfalfa.
  • Evitar las rotaciones con plantas hospedantes como: remolacha, betarraga, zanahoria y trébol rojo. S. acidiscabies no sobrevive en plantas no hospedantes.
  • Mantener el pH del suelo entre 5 a 5.2, utilizando fertilizantes que producen acidez como el sulfato de amonio, especialmente para controlar S. scabiei.
Resistencia

Usar variedades tolerantes o resistentes.

Control biológico

La aplicación de Bacillus subtilis (AgroBacilo) puede ayudar a bajar la incidencia y severidad de la roña común de la papa. Se recomienda también la aplicación conjunta de Trichoderma spp (AgroTricho).

Aplicar 4-6 toneladas de Vermicomposta (humus de lombriz) y agregar como fertilizante sulfato de amonio o poner azufre o yeso (una toneladad por hectarea) en la vermicomposta. La vermicomposta le servirá como alimento para el Bacillus y Trichoderma además de que ya lleva una gran cantidad de diferentes especies de Bacillus, los cuales le ayudarán al control biológico de la roña y otras enfermedades.

Desinfección de tubérculos semilla

La desinfección de tubérculos semillas, primero con hipoclorito de sodio al 1% y luego con fungicidas como mancozeb o mancozeb + carbendazim es un tratamiento eficiente que reduce (de 24% a 1%) significativamente la sarna en la nueva progenie. Sin embargo, el tratatamiento de tubérculos semillas con mancozeb, sólo controla la especie S. acidiscabies. Las aplicaciones de pentacloronitrobenceno al suelo controlan la sarna en el primer año, pero no la controlan en los siguientes años. También el uso de la urea formaldehida líquida ha sido exitosa en algunos ensayos.

La combinación de hipoclorito de sodio (NaOCl) y tiofanato-metilo M o Benlate pueden reducir mejor la presencia de hongos en tejidos vegetales que cuando se aplican por separado.

Desinfestación de suelos por medio de solarización y/o fumigantes

La combinación de la solarización con fumigantes (bromuro de metilo, metam sodio, etc) puede desinfestar efectivamente el suelo.

La técnica de solarización consiste en cubrir el suelo húmedo con plástico transparente delgado durante el verano, a fin de incrementar las temperaturas que permitan destruir a la mayoría de los fitopatógenos, insectos y malas hierbas. La radiación solar pasa a través del plástico transparente, se convierte en calor, e induce cambios físicos, químicos y biológicos en el suelo. El período de tratamiento debe ser mayor de cuatro semanas para ejercer control efectivo en las capas más profundas del suelo. La profundidad del suelo hasta donde se puede tener control satisfactorio, depende fundamentalmente de la duración del tratamiento, intensidad de la radiación solar y conductividad térmica del suelo. La efectividad de la solarización se debe principalmente al incremento de las temperaturas del suelo a niveles letales para los organismos que ahí viven. La viabilidad de los patógenos y las malas hierbas se reduce en la medida que las temperaturas exceden la máxima para su desarrollo. Se ha demostrado que la solarización controla efectivamente muchos patógenos del suelo, entre los que se encuentra Streptomyces scabies.

Autores

José Ramírez Villapudua y Roque Abel Sáinz Rodríguez. Profesores investigadores de la Universidad Autónoma de Sinaloa y Agrobiológica, S.A. de C.V.

Fuente

http://www.monografias.com/trabajos93/manejo-integrado-rona-comun-papa-streptomyces-scabiei/manejo-integrado-rona-comun-papa-streptomyces-scabiei.shtml


Más imágenes sobre Roña común de la papa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *