Por primera vez en su historia de más de 20 años la Expo Agro Sinaloa que se llegó a convertir en el evento agrícola más importante de México, congregando no solo a productores y prestadores de servicios e insumos al campo de nuestro país sino también del extranjero, ese evento estuvo a punto de suspenderse por un bloqueo de productores agrícolas que reclaman mejores precios de venta para sus cosechas de maíz, frijol y garbanzo.

El pretexto fue hacerse escuchar por el gobernador Quirino Ordaz Coppel, a quien le impidieron el acceso a la tribuna donde se inauguraría el evento.

Desde las primeras horas del miércoles 14 de febrero, un grupo de más 400 productores agrícolas inconformes se apostaron en la carretera Culiacán-Mazatlán impidieron el acceso de expositores y visitantes lo que provocó un verdadero caos vehicular ya que era la hora de mayor afluencia de expositores que llegaban a terminar de armar sus stands.

Al ver que los visitantes a la Expo caminaban a pie para introducirse al recinto, los manifestantes optaron por meterse a las instalaciones y tomar el templete donde se haría el acto inaugural, reclamando la presencia del gobernador y del representante del gobierno federal que acudiría a poner en marcha el evento.

Una vez que apareció el gobernador Ordaz Coppel fue rodeado por los manifestantes quienes le reclamaron la falta de cumplimiento a las promesas de pago de subsidios y compensación a los precios de las cosechas de maíz del ciclo anterior.

Se quejaron de que no se haya establecido un esquema de precios y que el pago que reciben los productores por sus cosechas no alcanza ni siquiera para cubrir sus costos de producción por lo que terminan trabajando gratis y en el peor de los casos, con deudas derivadas de que el precio que reciben por sus granos, no alcanza ni siquiera para pagar los avíos.

No había un solo dirigente al frente de la manifestación sino productores jóvenes, viejos y señoras que reclamaban la falta de atención del gobierno.

Con pancartas de “Ya basta de abandono y de indiferencia al campo”, los productores mantuvieron el bloqueo a la Expo Agro durante toda la mañana del miércoles 14 por lo que el evento lució vacío pues muchos asistentes desistieron de ingresar al recinto, después de esperar hasta 3 horas para ingresar, sin éxito.

Una vez cancelada la inauguración el gobernador ofreció atender a los manifestantes en una reunión de acuerdos que se prolongó por buena parte del día y continuó al día siguiente, sin acuerdos precisos de parte de la autoridad.

La pregunta que los expositores y asistentes se hacían con mayor frecuencia era: ¿Por qué tomar la Expo con el pretexto de hablar con el gobernador, cuando lo pudieron haber abordado en palacio de gobierno?.

¿Por qué dañar un evento como Expo Agro que no tiene nada que ver con el tema de los precios de las cosechas?

¿Fue la toma de la Expo Agro un boicot político en tiempos electorales alentado por partidos o fue la sincera manifestación de hartazgo social de parte de los productores que sienten que incluso sus líderes han doblado las manos?.

¿Tendrán los organizadores que evaluar si suspenden el evento en los próximos años?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *