-Por Gregorio Reyes Figueroa-

Reducir la dependencia alimentaria del exterior, a través de fomentar la producción interna apoyando a los productores de menores ingresos, pero acompañando a los productores comerciales para obtener mejores precios por sus cosechas, con créditos y fertilizantes químicos más baratos, es la estrategia que la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural empezará a impulsar a partir de 2019

Así lo sostiene el Dr. Víctor Villalobos, titular de la dependencia responsable de impulsar la producción agrícola pecuaria y forestal en México, durante los próximos seis años, quien en entrevista exclusiva con Panorama-Agro.com, hace una síntesis de lo que serán las principales acciones y metas de esa dependencia federal.

Aquí la entrevista:

Después de haber recorrido el país y dialogar con productores agrícolas de todos los niveles y estratos económicos. ¿Qué opinión le merece la situación que vive el campo mexicano?

En todos los niveles hay una gran expectativa respecto a los cambios que se han de hacer en el nuevo gobierno. También hay una clara queja por la ineficiencia y un exceso de burocracia y eso es parte de lo que he venido recogiendo de la opinión de los productores de diferentes niveles, con grandes extensiones y tecnología, medianos, pequeños y un elemento que surge de las peticiones para la nueva administración tiene mucho que ver con la certidumbre. Nos han dicho, lo que queremos es que nos den certidumbre respecto al pago de nuestras cosechas, que sean pagos transparentes y oportunos, es un poco la percepción que tengo.

De los problemas que ha detectado particularmente en la zona noroeste, donde se practica una agricultura comercial y empresarial. ¿Cuáles considera que ameritan el tratamiento más apremiante?

Son dos cosas, una los precios y otra tiene mucho que ver con un programa de reconversión productiva, porque tenemos una excelente producción en granos, pero también tenemos que pensar en una diversificación sobre todo en aquellos cultivos que tienen menos demanda de agua. Ahí tendríamos que ir armando paquetes tecnológicos para ir sustituyendo, por ejemplo el maíz en el caso de Sinaloa, por otros cultivos que demanden menos agua pero que sean igualmente redituables. Eso tendría que ir acompañado de un paquete tecnológico. Estamos hablando de acceso a las semillas, tecnología, maquinaria, etc. El objetivo central es que vamos a irle reduciendo la dependencia a la importación de granos.

A Sinaloa se le ha acusado de quedarse con la mayor parte de los presupuestos de subsidios federales y estímulos a la comercialización. ¿Cuál va a ser el enfoque en el trato a los agricultores de Sinaloa?.

No quisiera generalizar en un estado en particular. Tenemos diferentes tipos de agricultura por sus diferentes vocaciones, el noroeste ha destacado por su eficiencia en la producción y alto rendimiento, tecnología, etc., y eso se tiene que seguir promoviendo, pero a través de un esquema que le dé certidumbre por un lado pero por otro ir viendo cómo vamos a ir acompañando a los grandes productores, a los productores exitosos hacia un mercado mucho más transparente, mucho más ágil. Hay que reconocerlo que tienen necesidades diferentes, y vamos a ir haciendo alianzas con ellos para ir buscando soluciones, y sobre todo la mejora en la producción y en los ingresos. Tendremos la disponibilidad del diálogo para ir buscando soluciones juntos, no es fácil, en el sentido que dependemos de los precios internacionales, de que tampoco hay los instrumentos que permitan una negociación mucho más favorable por limitaciones presupuestales. Lo que puedo anticipar, siempre estaremos a la conversación, yo celebro que haya este tipo de productores y esos rendimientos que están a la altura de cualquier país altamente certificado.

El presidente habló en campaña de precios de garantía a las cosechas. ¿Realmente van?.

Los precios de garantía, están destinados para muy pequeños productores y yo diría que es un programa más de índole social, es para sacar de la extrema pobreza a los pequeños productores hasta de cinco hectáreas en cuatro cultivos fundamentales, maíz, frijol, trigo harinero y arroz, en cuatro productos, de los cuales dependemos o hemos venido dependiendo de la importación. Estos pequeños productores obtienen un precio muy bajo por su grano y generalmente son víctimas de los intermediarios. El objetivo de ponerles el precio de garantía, es poderles ayudar para que puedan incrementar sus rendimientos y la certidumbre de un buen precio, ese precio se les va a pagar y si pasamos de dos toneladas a cuatro toneladas obviamente les va a permitir mayor ingreso y gradualmente vamos a sacarlos de la pobreza extrema, entonces que no se nos olvide que este precio de garantía no va para la producción comercial.

¿Cuál será el destino de estímulos al agricultor como el subsidio al diésel y compensaciones a cosechas por conceptos como labranza o control de plagas o enfermedades? ¿Se van a sostener, aumentar o cancelar?

El presupuesto de la secretaría esta canalizado a financiar cuatro grandes programas estratégicos, de los cuales está el tema de fertilizante, el crédito a la palabra para la ganadería, está liconsa que es el precio de garantía, un cuarto programa que está orientado a garantizar la seguridad alimentaria y la soberanía alimentaria. Estos cuatro programas tendrán la mayoría de los estímulos de los cuales usted hace referencia, no va a haber un presupuesto específico para el diésel, ni para complementos a los precios de los granos.

El apoyo, en una alta proporción va a estar orientado en esos cuatro programas. Esto no quiere decir que nos vamos a desentender de las sanidades, de la comercialización, lo que quiere decir que va a tener un presupuesto más controlado, más enfocado a las grandes prioridades y también va a venir acompañado de un programa de crédito con mayores plazos y menores tasas de interés.

La agricultura comercial tiene ahora al menos tres retos grandes. Producir más por hectárea, alimentos de mejor calidad, y hacer a la actividad sustentable en el tiempo y espacio, reduciendo la contaminación por pesticidas o excesivo uso de maquinaria. ¿Cómo alinear estos conceptos cuando el precio de la cosecha apenas da para sobrevivir al productor mediano?

Este es un buen punto. La actividad agrícola pues siempre es una actividad de riesgo, de modo que el gobierno tendrá y acompañará con tecnología y estrategias para minimizar el riesgo, pero también vamos a fomentar el acceso a los seguros agropecuarios y a los seguros catastróficos para poderle dar seguridad y certidumbre a los productores, reconociendo que tenemos actividades de riesgo en la agricultura, el tema que va más allá de los energéticos. El costo del diésel se tiene que ver de una manera más integral por que tanto afecta a los productores como a los pescadores como a los transportistas como nos afecta a toda la ciudadanía, entonces eso se va a ver dentro de un contexto dentro de una política general. Quiero comentarle que vamos a poder ofertar el fertilizante mucho más barato de lo que esta ofreciéndose comercialmente porque vamos a echar a andar tres plantas productoras de nitrogenados y eso lo vamos hacer a principios del año, de modo que el agricultor sí va a ver un beneficio, en una reducción del costo de los fertilizantes a partir del próximo ciclo agrícola.

¿Cuál será el futuro de programas como modernización del campo y diversificación de cultivos si en Sinaloa la opción casi única sigue siendo el maíz?

Vamos a promover con paquetes tecnológicos la diversificación de cultivos por las razones que ya le he explicado, estamos teniendo claramente un mensaje de que cada vez vamos a tener menos agua, otras plagas y enfermedades, entonces tenemos que irnos preparando hacia una política de adaptación de la agricultura al cambio climático, ahí entra mucho este tema de la diversificación de cultivos, la reconversión productiva, el manejo del suelo, la incorporación de materia orgánica, los fertilizantes orgánicos, control biológico, etc., todos esos paquetes tecnológicos existen pero va a haber un acompañamiento a los productores a través de un programa de extensionismo rural muy eficiente, muy técnico que va a ir promoviendo, el uso de estas buenas prácticas agrícolas que hacen tanta falta, sobre todo lo que tiene que ver con la mejora de los suelos.

Efectivamente tenemos programas que promueven el uso del tractor, para pequeñas parcelas y tenemos programas que estimulen la utilización de materia orgánica.

Una queja recurrente es la falta de investigación agrícola básica y por consiguiente, la dependencia de la tecnología extranjera o la generada por particulares, generalmente cara y poco confiable. ¿Qué puede el agricultor esperar en ese tema?.

Yo comparto esa preocupación suya y de los agricultores y coincido en que por muchos años la investigación agrícola se ha abandonado y los centros de investigación tienen mucho personal a punto de retiro, pero no hay personal de reemplazo. Por eso una de las acciones de la nueva administración será asignar más recursos para ese sector, contratar nuevo personal e impulsar la investigación agrícola como una herramienta para el desarrollo del campo.

Viene un impulso a la investigación agrícola como hace mucho tiempo no se ha visto. Esa es una de las prioridades que se van a atender. No se puede concebir una agricultura de avanzada, si no hay investigación de soporte y generación de nuevas tecnologías.

Si pudiera darles un mensaje de aliento a los productores de Sinaloa. ¿Qué le gustaría decirles a través de nuestras páginas?

Nuevamente una felicitación, yo siempre he tenido en muy alto concepto el trabajo que hacen los productores sinaloenses, es la agricultura modelo para el resto de los agricultores del país, de modo que les quisiera decir, aparte de que vamos a necesitar mucho de su apoyo y su comprensión, estos cambios van a tardar tiempo en llegar gradualmente, entonces es muy importante que sepan que estamos convencidos, estamos determinados a hacer estos cambios para beneficio de la agricultura y que cuento anticipadamente con el apoyo de todos, porque esto va a estar conectado al beneficio de nuestro sector y claramente reconociendo la necesidad de fortaleza de nuestra agricultura y reivindicar nuestra actividad del campo.

Muchas gracias Dr. Victor Villalobos, le deseamos el mejor de los éxitos en la tarea que el presidente ha puesto en sus manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.