MAÍZ DE ALTO RENDIMIENTO. Resultados probados de 22.4 t/ha en lotes comerciales mexicanos

Durante muchos años se ha reconocido que existe una frontera agrícola de los cultivos que consiste en el potencial de producción, comparado con los rendimientos promedio de una determinada región, donde se centran los esfuerzos de los investigadores a la hora de obtener nuevas variedades de semilla, tecnologías para el manejo de nutrientes, agua, manejo de plagas, enfermedades y malezas, desde la siembra hasta la cosecha.

A medida que avanza la ingeniería genética se sabe que el potencial en algunos cultivos es mucho mayor que el que se había creído, pero al conocer el comportamiento fino de las plantas, desde su emergencia a madurez, ese potencial genético puede mejorarse.

Este es el caso del cultivo del maíz que en Sinaloa alcanzaba apenas 3.5 toneladas por hectárea en la década de los setentas, pero que se fue incrementando conforme se desarrollaron, primero nuevas variedades mejoradas y después, híbridos de mayor potencial, hasta situarse en un promedio de 11.3 toneladas por hectárea, para la temporada agrícola 2018-2019.

Hoy sabemos que el rendimiento puede superar las 22.5 toneladas por hectárea, según resultados obtenidos en algunas zonas agrícolas de México, donde se aplica una tecnología de alto rendimiento, donde se empieza por evaluar el potencial del suelo y sus características a una profundidad de 60 a 100 centímetros, a efecto de adicional los nutrientes necesarios, de acuerdo a una meta de rendimiento, determinada conjuntamente por el productor agrícola y el despacho agronómico Atider.

Esta empresa de asesoría agrícola es encabezada por el Ing. Agrónomo Ernesto Cruz González, reconocido en China como el Mago Mexicano del Maíz, donde al frente de un equipo de técnicos mexicanos logró establecer un récord de producción comercial de 22.4 hectáreas, partiendo de poco más de 7 que se producían en una región de ese país asiático.

Atider ha estado ofreciendo sus servicios en México y asegura incrementar significativamente el rendimiento de maíz por hectárea, trabajando en conjunto con el productor, previo contrato en que se compromete a seguir las recomendaciones técnicas y una fórmula de nutrientes que se aplican desde la etapa temprana de las plantas hasta la formación del elote y mazorca.

Al presentar a un nutrido grupo de productores la conferencia “24 Pasos al Éxito en la Producción de Maíz”, durante el lanzamiento del programa especializado de agricultura El Campo, que producirá el experimentado periodista agrícola Adonivan Reyes Figueroa, el Ing. Francisco J. Bejarano, explicó:

El primer paso es creer que puedes hacer alto rendimiento. Hacer real el más increíble sueño inicia dando el primer paso hacia la meta porque el alto rendimiento es una forma de ver el mundo

Y definió su empresa diciendo que son un equipo de técnicos trabajando en el desarrollo y la transferencia de alto rendimiento en los últimos 28 años y que han trabajado en regiones como Guanajuato, Jalisco, Estado de México, Oaxaca, Chihuahua, Durango, con diferentes cultivos donde han alcanzado rendimientos arriba del récord histórico en cada región

En el caso del maíz con 22. 4 t por hectárea en el año 2001, el sorgo hasta 15 t por hectárea, en caña de azúcar hasta 240 toneladas por hectárea, en sorgo para ensilaje 92. 3 t por hectárea, en frijol 3.7 t por hectárea, en trigo 12. 5 t por hectárea pero el mayor éxito del grupo se ha alcanzado en China donde el rendimiento promedio casi se triplicó en una superficie de más de 10,000 ha que ahora por instrucciones del ministerio de agricultura de China alcanzará más de 30,000 ha, una vez que se demostró en Inner Mongolia, China, en el 2012 un récord nacional de 22. 4 t por hectárea.

El sistema de alto rendimiento es más filosofía que ciencia. En donde lo más complicado es hacer que el agricultor y el técnico crean que es posible y se pongan a trabajar para lograr la meta. Es sumar la fuerza de voluntad y la mente abierta para hacer cosas diferentes. En donde la única manera de aprender alto rendimiento es haciéndolo con mente abierta.

El segundo paso consiste en definir nuestra visión y valores del futuro que es la que nos pone en la historia. Para el efecto, tenemos que preguntarnos. ¿Cómo queremos ver nuestro campo?. ¿Qué esperamos de él?. ¿Hacia dónde lo queremos llevar?. ¿Que meta tenemos a mediano, corto y largo plazo?.

Cuando seamos capaces de responder estas interrogantes estaremos listos para emprender los cambios que implica tener una cosecha de maíz de alto rendimiento.

El Tercer paso tiene que ver con la definición específica de objetivos, metas y estrategias porque la mejor manera de predecir el futuro es creándolo.

¿Qué busco como objetivo?. ¿Dónde estoy parado y sobre que meta voy a trabajar?

¿Cuál es la estrategia que necesito para alcanzar la meta?

Una vez definida la meta de lo que queremos obtener debemos caminar hacia ella.

El cuarto paso está relacionado con nuestra capacidad para reflexionar y está basado en la capacitación y desarrollo de capacidades del técnico que participará en el proyecto como en el productor agrícola que decide incursionar en el proyecto y comprende tres pasos principales.

  • Lo escuché y lo olvidé
  • Lo ví y lo entendí
  • Lo hice y lo aprendí

Necesitamos técnicos capacitados y que trabajen en base a resultados, porque el cultivo muestra efectos, pero el técnico debe conocer las causas.

Necesitamos un profundo conocimiento técnico, compromiso y pasión y actitud de mejora continua que son los cimientos del alto rendimiento, por eso ATIDE personaliza las capacitaciones a necesidades específicas. Es necesario contar con un equipo profesional y altamente especializado que desarrolle u transfiera el sistema de alto rendimiento.

Alto rendimiento es como ganar una medalla de oro en las Olimpiadas. Para lograrlo se necesita visión de futuro, el esfuerzo de todo el equipo y un entrenamiento riguroso.

En el Quinto paso se precisa revisar el Sistema administrativo

Necesitamos saber qué es lo que está pasando en el campo y dejar de asumir. Algo que se puede medir se puede mejorar, por ello el agricultor eficiente debe registrar todos los detalles de su campo en una libreta para saber cuándo, cuánto, cómo y cuál fue su eficiencia en el trabajo realizado.

El Sexto paso es enfocarse en el mercado porque aquí se cumple el principio de que el que paga manda, lo que nos lleva a cuestionarnos. ¿Qué es lo que debo producir?

Maíz es por mucho el cultivo con más usos en el mundo.

Por ello debemos decidir en función del mercado y cuáles son nuestras condiciones y capacidades. Vender antes de producir, implica una planeación técnica, pero primero administrativa, para decidir si se va a producir maíz para alimentación humana o forraje, maíz de ensilaje, maíz fresco, maíz blanco, maíz de bebé, maíz de alta lisina, núcleo de alta proteína, maíz para producción de etanol, maíz palomero, maíz para usos industriales, maíz orgánico, maíz azul, maíz rojo o negro, etc.. En algunas áreas, el ensilaje puede ser también una buena opción.

Séptimo paso. Financiamiento y seguro

El financiamiento es la palanca que mueve al mundo y debe ser oportuno, suficiente, eficiente, competitivo y comprometido. Una falla en el suministro financiero puede ocasionar un desastre en el proceso, aun cuando se haya cumplido la mayor parte del proceso técnico de campo.

Octavo paso. Diagnóstico agrícola

Mejorar cada parte del proceso suma resultados. Resolver los verdaderos factores limitantes los multiplica

Los factores que afectan la productividad del maíz son principalmente: prácticas de manejo, insumos y servicios, suelo, agua y ambiente, genética con la que se producen más granos por mazorca, más mazorcas por hectárea o más granos más pesados.

Es necesario saber cómo crece y que necesita el maíz, cuáles son las condiciones ambientales, las prácticas de manejo y los insumos para que la planta manifieste su potencial genético.

El rendimiento es igual a mazorcas por hectárea, por granos por mazorca y por peso del grano. Por ello es necesario saber cuándo hace la planta el rendimiento. En la etapa de V-3 se determina la cantidad de mazorcas por hectárea. En V-7, hileras de grano por mazorca, en la etapa V-7 a R1 granos por hilera. En la etapa de R-2 y R-6 el peso del grano. Cada etapa es afectada por la genética del híbrido, el clima o la radiación solar, las temperaturas mínimas y máximas, el agua, la población de plantas, los suplementos de nutrientes, condiciones del suelo: rotación de cultivos, manejo de los nutrientes, plagas, malezas y enfermedades y manejo del cultivo.

En cada una de las etapas del cultivo tenemos la oportunidad de mejorar los resultados y masificar la productividad y la rentabilidad.

En primer lugar, el técnico y el agricultor deben realizar una detallada inspección del campo para conocer los factores que pueden limitar el rendimiento, lo que permite diseñar una solución específica para cada cliente, basada en un diagnóstico físico y analítico para una meta de rendimiento. El técnico debe de conocer al detalle los factores limitantes y encontrar las soluciones para incrementar la productividad del cultivo. Cualquier factor que limita el desarrollo radicular afecta el rendimiento del cultivo, de ahí la importancia de una buena preparación con énfasis en la preparación vertical.

FACTORES QUE AFECTAN PRODUCTIVIDAD DEL MAIZ
Noveno paso. Análisis de suelo y recomendaciones para lograr la meta de rendimiento.

Conocer nuestro campo como la palma de la mano. Un buen muestreo y un análisis de un laboratorio bien calibrado son la clave de una buena recomendación. Un sistema calibrado y correlacionado de diagnóstico agrícola por más de 25 años es una garantía de resultados precisos. Generación de recomendaciones de mejorador de suelo. Programa de nutrición en base al cultivo específico, las condiciones particulares, el método analítico y la meta de rendimiento. Y esto funciona aquí y en China, literalmente así es.

En condiciones de riego, el análisis de agua es necesario para realizar un buen programa de producción

Décimo paso. Plan y presupuesto individual.

El plan de vuelo debe ser específico para cada campo. No se pueden hacer recetas generalizadas ni de manejo ni de fertilización, como tampoco de densidades de población. El verdadero costo que debemos reducir es el costo por tonelada producida, no necesariamente el costo por hectárea. Se precisa manejar cada campo con un programa de manejo de presupuesto hecho a su medida

Onceavo paso. Construcción de fertilidad del suelo.

Una torre puede ser tan alta y grande como fuertes son sus cimientos. La construcción de fertilidad de los suelos es un manejo basado en la materia orgánica, la disponibilidad hídrica, la disponibilidad de minerales, la capacidad biológica, la capacidad física, la capacidad química del suelo que dan como resultado rentabilidad, calidad y sustentabilidad.

Es muy importante entender que mayor rendimiento es igual a más residuos y éstos llevan a más fertilidad del suelo por lo tanto quemar los residuos es quemar el futuro de su predio de cultivo.

MAYOR RENDIMIENTO = MÁS RESIDUOS = MÁS FERTILIDAD DEL SUELO

Fertilidad orgánica y materia orgánica del suelo son muy importantes porque de su nivel depende mucho la fertilidad general del suelo, es algo que debemos de incrementar para alcanzar altos rendimientos de manera sustentable.

  1. Es la vida del suelo por lo tanto la vida de todo lo que existe en el planeta
  2. Mejoras importantes en las propiedades físicas químicas y biológicas
  3. Aumenta la infiltración, la retención y uso del agua
  4. Hace al suelo más friable y poroso
  5. Mejora enormemente la estructura del suelo
  6. Disminuye las pérdidas por erosión
  7. Provee de macro, secundarios y micro nutrientes a las plantas
  8. Incrementa la capacidad de intercambio catiónico.
  9. Sostiene y solubiliza los fertilizantes
  10. Regula las relaciones del suelo.

Fertilidad hídrica. Nivelación láser.

La distribución uniforme del agua propicia mejor y mayor nacencia, desarrollo y crecimiento del cultivo más uniforme, drenaje programado y menor erosión hídrica, por lo que siempre será preferible la nivelación del suelo.

Por estas y otras razones de carácter práctico y económico, la construcción de fertilidad hídrica mediante la nivelación es una actividad obligada para el productor de altos rendimientos.

Rendimiento = mazorcas/ha x granos/mazorca x peso del grano
CUANDO HACE LA PLANTA EL RENDIMIENTO
Cada etapa es afectada por: Genética (híbrido), Clima (radiación solar, T min, T max T), Agua, Población de plantas, Suplemento de nutrientes; condiciones del Suelo; rotación de cultivos; Manejo de los nutrientes, Plagas, Malezas y Enfermedades, Manejo del Cultivo.
Doceavo paso. Manejo eficiente del agua.

Proporcionar los riegos al cultivo en el momento apropiado y la cantidad óptima contribuye también al aprovechamiento de los fertilizantes aplicados.

Treceavo paso. Labranza

Si quieres resultados diferentes, no haga siempre lo mismo. La labranza debe ser adecuada para cada condición particular de terreno porque permite mejorar la germinación y el desarrollo del cultivo, porque:

  • Mejora el uso y disponibilidad del agua y los nutrientes.
  • Facilita un profundo y fuerte desarrollo radicular.
  • Ayuda a construir fertilidad del suelo.
  • Disminuye la erosión

El diagnóstico profesional de las condiciones físico-químicas y biológicas del suelo es una herramienta necesaria. El clima y disponibilidad de agua, cultivo por sembrar y su método y rendimiento así como el control de plagas malezas y enfermedades. Al evaluar la calidad del suelo donde se establecerá el cultivo, es recomendable el uso del aparato conocido como penetrómetro, para evaluar la compactación del suelo.

La calibración de la maquinaria y tipo de cabezal son claves para el manejo de los residuos de cosecha, ya que la buena distribución de los residuos de la cosecha anterior permiten entre otras cosas:

  1. Construir la fertilidad del suelo.
  2. Reciclaje de nutrientes.
  3. Incrementar la capacidad de retención de materia orgánica y agua.
  4. Hacer los suelos más suaves y porosos.
  5. Por estas razones nadie debería quemar los residuos de sus cosechas.
  6. Manejo de residuos.
  7. Cortar los tallos de maíz lo más bajo posible.
  8. Cortar los residuos al tamaño más pequeño posible
  9. Difundir los residuos de la manera más uniforme.
  10. Incorporar los residuos lo antes posible.

Un suelo compactado es la muerte.

La labranza vertical permite más agua y aire disponibles, elimina el piso de arado, mejora la estructura del suelo y construye fertilidad del suelo. La labranza vertical profunda es clave para el alto rendimiento y la profundidad recomendada es de 55 a 60 cm ya que en un suelo con labranza vertical, el desarrollo radicular de la planta será mucho más profundo y le permitirá a la planta tomar la mayor cantidad de nutrientes posibles del suelo.

Catorceavo paso. Selección del híbrido.

La mejor semilla es aquella que permite lograr las metas de producción. Con el sistema de alto rendimiento, las semillas incrementan su potencial productivo. Por lo tanto, la adecuada selección del híbrido es un factor clave en el sistema de alto rendimiento.

Para seleccionar adecuadamente la semilla habrá que tener en cuenta: el mercado, condiciones ambientales, suelo y enfermedades presentes, metas de rendimiento, comportamiento del híbrido en la región, teniendo siempre en cuenta que apostarle a un solo híbrido es un riesgo que nos puede costar demasiado caro.

Decimoquinto paso. Siembra

El hombre nunca sabe de lo que es capaz hasta que lo intenta.

La siembra de calidad integra los siguientes factores: oportunidad, deberá germinar el mismo día y a la misma hora al menos el 98% de la semilla sembrada. Exacta población y profundidad para cada variedad. Misma distancia entre los semillas y surcos. Nutrición exacta para cada semilla. Suficiente protección y un campo limpio.

Cada variedad, condición ambiental y meta rendimiento necesita una población específica.

Por otro lado, invertir en la mejor sembradora es muy rentable pero tiene que ser precisa, rápida, fácil de calibrar, mantener y transportar, para el trabajo pesado, tecnología completa GPS, rango variable, ajustes en el camino, grabación de datos, perfecta población, distancia, profundidad y lugar. Buena flotación y mejor compactación del suelo que cubre la semilla, precisa aplicación y distribución del fertilizante y los insecticidas. Gran capacidad e insumos. Buen servicio del distribuidor

Si no tenemos experiencia, conocimiento y pasión, un buen equipo no significa una buena siembra. Un equipo mal calibrado producirá plantas de tamaños muy variables, pero un equipo bien calibrado producirá mazorcas de tamaño muy parejo.

Para ello necesitamos hacer una profesional y detallada calibración en cada parte y surco de la sembradora ya que la tecnología bien aplicada incrementa los resultados.

Idealmente debe procurarse un equipo guiado por GPS, con sensor de distancia y no cuarteo, con sensor de flotación, con sensor de compactación en la semilla, con sensor de fertilizantes, que se pueda calibrar en la marcha, rango variable, grabación de datos con GPS 24 horas trabajando.

Siembra de calidad

Es de gran importancia que las plantas nazcan el mismo día, a la misma hora, a la misma distancia, con la protección y la nutrición adecuada, donde uno de los mayores retos para lograr alto rendimiento es hacer que toda la semilla germine el mismo día ya que el 50% del rendimiento se determina en la nacencia. Hemos documentado que una diferencia de nacencia de cinco días produce diferencias en tamaño de mazorca que varían desde los 227 g hasta los 195 haciendo diferenciales en cosecha de 13.4 hasta 11. 5 toneladas por hectárea

La germinación rápida y uniforme y la emergencia del maíz es uno de los factores claves para obtener el máximo rendimiento de grano en la cosecha. La buena noticia es que sólo hay seis requisitos simples para la germinación uniforme y la aparición de las plantitas de maíz:

  1. Calidad y viabilidad de la semilla
  2. Humedad del suelo
  3. Temperatura del suelo
  4. Adecuado y uniforme contacto semilla-suelo
  5. Profundidad correcta y homogénea de la semilla
  6. Superficie del suelo libre de costra.

La mala noticia es que muchas veces no tomamos en cuenta estos factores

Es muy importante conocer las fases de germinación del maíz, el cual se puede dividir en tres etapas. En la fase uno de hidratación se produce una rápida absorción de agua y de oxígeno, 24 a 36 horas después de la siembra. Fase dos, germinación. La radicular fuera de la semilla. Activación del GA, desdoblamiento de almidón e inicio de la reproducción celular en el embrión. Fase tres, crecimiento. Coleóptilo fuera de la semilla. Reproducción y elongación acelerada de las células del embrión.

No siempre comprar semilla barata o de buena fama resulta en la mejor inversión para el agricultor, haga usted mismo la prueba, analice con cuidado las semillas que actualmente utiliza para que tome una mejor decisión.

La semilla ideal para el alto rendimiento debe cumplir los siguientes estándares

  1. Mismo tamaño de semilla en la bolsa. Para que germinen a la misma velocidad.
  2. Tratamiento a la semilla. Al menos 20 días de protección y tratamiento para la estimulación de germinación y enraizamiento.
  3. Impurezas. No más del 0.1% del peso de las semillas en cada bolsa.
  4. Granos dañados o quebrados. No más del 2% de semillas dañadas
  5. Almacenamiento de la semilla entre 8 y 25 °C
  6. Germinación a temperatura de 15 a 20° de al menos el 90%

¿Porqué separar la semilla por tamaño?.

Genéticamente cada grano tiene el mismo potencial. Sin embargo, no tiene el mismo vigor, está comprobado que los granos pequeños germinan más rápido que los grandes, lo que genera competencia. Además, dependiendo de la sembradora, sí diferentes tamaños de granos se mezclan, éstos tienden a quebrarse o a depositarse dos en el mismo lugar. En la mazorca los granos de la parte superior se denominan bola chica, hacia abajo plano chico, más abajo plano medio, cerca de la base de la mazorca plano grande, y en la base de la mazorca bola grande.

Humedad del suelo adecuada y uniforme en la zona de siembra. Se define simplemente como no demasiado seca y no demasiado húmeda

La mayoría de los agricultores saben lo que es adecuado. Se ve y se siente, en realidad, la humedad del suelo adecuada probablemente esté próxima a la capacidad de campo. La humedad del suelo desigual puede definirse como adecuada contra demasiado húmeda así como adecuada en comparación con demasiado seca.

La humedad irregular del suelo en la zona de la semilla puede ocasionar fácilmente pérdidas de rendimiento del 8 al 10%. Es muy importante considerar el efecto del tipo de llanta de sellado del surco de la semilla.

Evitar sembrar demasiado húmedo para no formar una compactación en las paredes del surco de la semilla. Llantas planas son recomendables en texturas arenosas y que no presenten riesgo de formación de costra superficial.

Dos llantas en “V” son recomendables en texturas francas o arcillosas y/o en suelos que presenten riesgo de formación de costra superficial.

La presión del sellado de la semilla al momento de la siembra puede tener un efecto negativo, cuando la presión es demasiada puede alentarse la emergencia de las plántulas, pero además la presión correcta propicia mazorcas con llenado completo mientras que el exceso de presión afecta el llenado total de la punta de la mazorca.

Superficie del suelo libre de costra

La costra o compresión superficial severa restringirá la aparición de la plantilla, pudiendo deformarla de manera algo similar a las lesiones por suelo frío o residualidad de herbicidas.

Los factores que influyen en su formación son: lluvia o irrigación después de sembrar y antes de la germinación, combinado con: pérdida de la estructura del suelo causada por una sobre laboreo superficial. Baja cantidad de materia orgánica en el suelo. Siembra en suelos fríos y húmedos. Selección equivocada de llantas que compactan a la semilla y/o demasiada presión.

La costra del suelo puede ser un factor que resulte en graves pérdidas de población del cultivo.

El tipo de llanta que presiona la semilla influye en la posible formación de la costra del suelo.

  • Dos llantas en “V” son recomendables en texturas francas o arcillosa es y/o en suelos que presenten riesgos de formación de costra superficial.
  • Llantas planas son recomendables en texturas arenosas y que no presenten riesgo de formación de costra superficial.

Profundidad de la siembra.

La profundidad exacta y homogénea de la siembra de maíz es uno de los factores más importantes en la germinación uniforme, el desarrollo y el rendimiento del cultivo. La profundidad más aceptable es 5.0 a 6.5 cm lo mejor en condiciones normales. 5.0 cm puede ser favorable cuando se siembra temprano en suelos fríos, pero nunca siembre a menos de 4.5 cm de profundidad.

Sembrar a una profundidad adecuada es un factor clave en el rendimiento del cultivo. Desafortunadamente es uno de los puntos menos comprendidos por los agricultores.

Cuando el maíz se siembra demasiado superficial, las raíces nodales se formaran justo en la superficie del suelo. Si la superficie del suelo está caliente y seca, las raíces nodales no se desarrollan adecuadamente, dando como resultado el síndrome del maíz sin raíces.

Para lograr una profundidad uniforme de la semilla, verifique que cada uno de los cuerpos de su sembradora “flote” adecuadamente para asegurar que la semilla se deposita a la misma profundidad. En cuanto a la profundidad de siembra, cada variedad de maíz tiene una profundidad óptima de siembra. Para conocerla hay que medir la longitud del mesocotilo y agregar 2.0 cm, esa será la profundidad exacta para cada variedad.

La velocidad de la sembradora al momento de la siembra es determinante en el rendimiento. Está demostrado que para un potencial de rendimiento de 9.0 toneladas, una velocidad de 6 km/h se traduce en rendimientos de 8.4 t. A velocidad de 8 km/h el rendimiento se reduce a 8.1 t por hectárea. A 9 km/h de velocidad de la sembradora, el rendimiento baja a 7.6 t por hectárea y a 11 km/h el rendimiento cayó a 7.3 t/ha.

Lograr la germinación homogénea es un gran paso para el logro del alto rendimiento, pero a la buena elección de la semilla y a su correcta colocación en el surco hay que agregar un buen tratamiento que incluye aceleradores de germinación y protectores contra plagas y enfermedades ya que en el tratamiento la semilla mejora la germinación e incrementa el desarrollo temprano.

Dieciseisavo paso. Manejo integrado de plagas.

Nunca permitas que tu enemigo se coma tus frutos.

En el control de malezas y plagas se debe considerar que el éxito depende entre 60 al 65% del equipo, calibración, oportunidad y bien mezclado y bien aplicado. El restante 35 a 40% es identificación del problema y selección del producto.

Para lograr un buen resultado en el control de las plagas se necesita conocer a fondo el ciclo completo de cada plaga, establecer un programa de monitoreo y conjuntar las prácticas de control, donde la aplicación de calidad es la gran diferencia.

Demasiada presión genera pérdida de producto por deriva y contaminación ambiental. Puntas de pulverización nuevas producen una distribución uniforme cuando están correctamente traslapadas. Puntas de pulverización desgastadas, tienen una producción de caudal mayor con más pulverización concentrada debajo de cada punta y puntas de pulverización dañadas tienen una producción muy irregular, excesiva e insuficiente.

Por cuanto a la altura de la aplicación, si el equipo aplica demasiado alto y no se compensa con el ángulo de aspersión de las boquillas utilizadas, el resultado es una cobertura y dosificación completamente erróneas.

Aplicaciones oportunas y con calidad hacen la diferencia en la productividad.

ALTURA DE LA APLICACIÓN. Si el equipo aplica demasiado alto, y no se compensa con el ángulo de aspersión de las boquillas utilizadas, el resultado es una cobertura y dosificación completamente erroneas
Diecisieteavo paso. Nutrición.

Es la práctica que incrementa más la productividad del cultivo. Es esencial para el óptimo desarrollo del cultivo y no debe ser un factor limitante.

Con el sistema de alto rendimiento todas las hojas permanecen verdes hasta la madurez fisiológica. La realidad es que cultivos bien nutridos producen más y tienen mejor calidad, pero la nutrición es uno de los factores más complejos e incomprendidos por los agricultores y por los técnicos por lo que sólo dentro del campo podemos tomar las mejores decisiones.

Una nutrición para alto rendimiento debe considerar

  1. Diagnóstico agronómico.
  2. Análisis de suelo y agua y recomendación en función de una meta de rendimiento.
  3. Balance y cantidad.
  4. Fuente y calidad.
  5. Oportunidad, forma y lugar de aplicación.

La fertilización debe ser: balanceada, sincronizada, localizada y de calidad.

De todo esto resulta que el lugar en donde se pone el fertilizante es clave para el rendimiento del maíz. Si ponemos el fertilizante 10 cm debajo de la semilla es muy difícil para la raíz encontrarlo a tiempo para el desarrollo temprano que es cuando la planta hace las mazorcas. Las primeras raíces que genera la semilla crecen en un ángulo lateral de 35 a 45°, por esa razón el fertilizante debe aplicarse a 5 × 5 cm de la semilla. El maíz necesita encontrar lo más pronto posible el fertilizante, por eso su ubicación es clave, siendo el ideal 5 cm abajo y 5 cm a la derecha o la izquierda de la línea de semilla.

La aplicación de nutrientes vía foliar en la tapa de V-6 ayudan al cultivo en etapa crítica de la definición de la mazorca y el inicio de la absorción acelerada de nutrientes. Las aplicaciones foliares entre V-10 y V- 11 son importantes para el desarrollo y definición de las líneas de granos por mazorca que la planta define entre V-11 y V-12 y cuando la meta es superior, es necesaria una cuarta aplicación de foliares en estado R1-R2.

No menos importante en el transcurso del desarrollo del cultivo es el monitoreo de cultivo para detectar contingencias, pues el mejor insumo para un cultivo de éxito son las huellas de los zapatos del agricultor y el técnico de campo.

3 Comments

  1. Francisco zamudio dice:

    Muy interesante para replicar seria bueno teleconferencias con instituciones dedicadas al agro

  2. Luis Molina reyes dice:

    Saludos, y los demás pasos, faltan 7

  3. Daniel peña dice:

    Buen día donde podría contactar a grupo atider ya que su número que proporcionan no es correcto gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *