Van 5 años de trabajos en la Plataforma Experimental de Agricultura Sustentable de la AARFS

Ante el reto que para los productores agrícolas representa mejorar la rentabilidad de sus cultivos, la Asociación de Agricultores del Río Fuerte Sur mantiene su Plataforma Experimental de Agricultura Sustentable –PEAS-, en la que por quinto año consecutivo se evalúan diferentes métodos de manejo de cultivos donde destaca una reducción de las labores de preparación del terreno, la optimización de las dosis de fertilización nitrogenada y el manejo y control de plagas mediante el uso de insectos benéficos.

Para dar a conocer los resultados que se tienen de este quinto año de prueba, la Asociación de Agricultores convocó a una reunión con productores y técnicos agrícolas, donde se mostraron los principales resultados obtenidos a la fecha y donde destaca una disminución de casi 25% en los costos de producción, comparados con el manejo tradicional que hace el productor agrícola en sus predios, en cuanto a labores agrícolas.

Al dar la bienvenida a los participantes, el presidente de AARFS, Ing. Vinicio Montiel Ibarra, destacó que los resultados que se han obtenido en los cinco años de evaluaciones han sido consistentes y derivado de ello se formó un Club de Productores de Mínima Labranza que están poniendo en práctica estos métodos, con las adaptaciones correspondientes a sus predios, equipos de labranza y experiencia.

 

Frente al desafío de bajos precios de nuestras cosechas, nos queda buscar alternativas para reducir costos, dijo Montiel Ibarra.

Por su parte, el ingeniero Fernando Márquez Quiroz, responsable de la Plataforma Experimental de la AARFS-CIMMyT Masagro, explicó que las prácticas que se están llevando a cabo para el establecimiento del cultivo del maíz incluyen el uso de una maquinaria especializada que fue donada por la Fundación Produce Sinaloa en coordinación con el gobierno del estado y el Programa Masagro que vienen impulsando una nueva cultura de manejo del cultivo del maíz .

Explicó que se ha venido trabajando en maíz en la plataforma experimental en virtud de que es el cultivo que ocupa la mayor superficie sembrada en el norte de Sinaloa y donde a pesar de los precios deprimidos que se ofrecen para el grano, éste sigue siendo la mejor alternativa económica para los productores.

Destaca que en casi 20 años en los cuales se ha venido estableciendo el cultivo del maíz de manera creciente, el productor ha avanzado significativamente en conocimientos y prácticas de manejo logrando incrementar los rendimientos hasta alcanzar en algunos casos las 16 toneladas de grano por hectárea. Sin embargo, ocurre que entre mayor rendimiento por hectárea se obtiene es también mayor la inversión que se requiere para alcanzar esos resultados, por lo que el final de cuentas puede resultar que entre obtener 16 toneladas por hectárea con alta inversión o cosechar 12 toneladas por hectárea con menor costo, la utilidad por cada peso invertido sea mayor aunque se cosechen menos toneladas.

Al final, lo que realmente debe interesar al productor es cuánto gana por cada tonelada de maíz cosechada.

Otro agravante de cosechar más toneladas con mayor inversión es que los estímulos que otorga el gobierno cubren determinado volumen por hectárea, lo que se traduce en un castigo a quienes se esfuerzan e invierten más dinero por hectárea.

Por esta razón en la Plataforma Experimental de la AARFS evalúa diferentes métodos de establecimiento del cultivo, densidad de población de plantas por hectárea, dosis de fertilizante y manejo de las principales plagas con insecticidas bioracionales e insectos benéficos, ya que estas prácticas en su conjunto, hechas de manera eficaz, ayudan a reducir significativamente el costo de producción por hectárea, sin afectar el rendimiento potencial de los principales híbridos que se establecen comercialmente en Sinaloa.

El propósito de la demostración en campo y explicación técnica es convencer a los productores agrícolas y a los técnicos que proporcionan asesoría técnica, para que cada productor en función de sus condiciones de terreno, maquinaria agrícola y experiencia, pueda aplicar los componentes tecnológicos que mejor se adapten a sus condiciones, buscando en todos los casos reducir los costos de producción por hectárea.

En el tema del uso de fertilizantes se presentaron además de los equipos para medir los niveles de fertilidad nitrogenada en el cultivo del maíz y una serie de estimaciones y proyecciones en las que se cuestiona severamente la eficiencia en el manejo de los fertilizantes nitrogenados, lo que deriva en contaminación del agua residual después de los riesgos.

El manejo de las principales plagas fue expuesto por personal de la Junta Local de Sanidad Vegetal del Valle del Fuerte, quienes explicaron los principales insectos benéficos que se reproducen, su aplicación en campo y las plagas que se pueden controlar, así como las medidas de prevención y no uso de insecticidas de amplio espectro, para cuidar la fauna benéfica.

Etapas del riego de auxilio

  • Riego de asiento 09/11/2017
  • Primer Riego de Auxilio 13/01/2018 V6 442GDA.
  • Segundo Riego de Auxilio 10/02/2018 V12 632 GDA.
  • Tercer Riego de Auxilio 13/03/2018 G. Acuoso 939 GDA.R2
  • Cuarto Riego de Auxilio 03/04/2018 G.Lechoso. 1169 GDA.R4

Resultado del PEAS

  • Produce lo mismo a menores costos.
  • Aumenta la rentabilidad, es decir, más utilidad por peso invertido.
  • Regeneración del suelo con mayor materia orgánica, minerales y microorganismos.
  • El mantillo reduce la erosión del suelo y conserva la humedad.
  • Se evita la compactación del suelo por menos pasos de maquinaria.
  • Se reducen las emisiones de bióxido de carbono = menor contaminación.
  • Menor uso de agroquímicos contaminantes.
  • Ahorro de tiempo y menor desgaste de maquinaria.
  • Más agricultura sustentable, competitiva y rentable.

LA LABRANZA DE CONSERVACIÓN ES VIABLE

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *